Nido de la Tierra

Los carteles más insólitos de la Patagonia

El ingenio patagónico algunas veces, la escasez de recursos en otras; dan como resultado una maravillosa galería de arte bizarro a cielo abierto. A continuación, una colección de los carteles más ingeniosos e insólitos de la Patagonia.
martes, 06 de agosto de 2019 · 00:14
Por Mime Mascaró.

 

Cada pueblo tiene los carteles que se merece. 

Hijos de su contexto cultural, climático, geográfico, económico, folclórico; los carteles son, tal vez, de las síntesis más interesantes de los tiempos de sus pueblos;  y sin embargo sólo se los ve como una rudimentaria forma de comunicar.

A continuación, un paseo por la  selección de los carteles más insólitos de la Patagonia.

(Fuente del material fotográfico: Proyecto Cartele y 100 pájaros volando)

 

Caminito amigo, yo también me voy

 

Cerca de Trelew, un cartel de Vialidad Provincial previene sobre abducciones. Se anuncia la presencia sobre la calzada de: peatones, ciclistas y abducciones de ovnis informan desde el medio LU17.com.

 

Neuquén, sobre calle Sargento Bejarano y la ruta 22. ¿Un cartel  le indica a mujeres privadas de su libertad un posible camino de escape? Preferimos creer que están hablando de represas de agua.

 

¿No entendes lo que es basta, vos?

 

En Villa Traful, la generosidad no empieza por casa.

 

Neuquén, calle Lanín al fondo. "Basura de la alta suciedad, no se puede confiar en nadie más". (Gracias Calamaro)

 

Bariloche, Av. Bustillo. Sobre la fachada de una parrilla topísima, una vandalización verde. 

 

Bueno, bonito y barato

 

"La quinta de Beethoven", no hay en el mundo un mejor nombre para una verdulería. Sobre Av. Olascoaga en Neuquén, actualmente cerrada. 

 

Hay errores de ortografía que son un puema. (Bajo Caracoles, Santa Cruz)

 

La tarta-muda y el silencio de los corderos. (Rawson, Chubut).

 

Papas grosas o Papas tranquis, la única grieta que importa. (Feria Gula, General Roca)

 

No te mueras sin decirme a dónde vas

 

Restos de una colonia japonesa en San Patricio del Chañar.

 

Señor cartógrafo: ¿Se habrá confundido el acta fundacional con el listado de los mandados?

 

Aporía. Chubut

 

Keep walking 

 

Siempre quisimos saber cuantos kilómetros queda Remedios de Escalada del Calafate, digan sino. (Aquí, emoji de carita de desconcierto)  

 

¿La evolución del hombre según el Calafate?

 

El peor camino a la cueva del perico


Paradojas en la Tierra del Fuego.

 

 

Hay un agujero en el centro del cartel  en el centro de la ruta en el centro de la mar. (Perdón, de la ruta 40 en Chos Malal).

 

¿Dinosaurios vivos en Rincón de los Sauces? No señora, dibujados en los carteles de las calles. Dibujados, señora. (Foto guasopampa.wordpress)

 

¿Viste cuando te dicen, "Se me viene el mundo encima"? Bueno así.

 

 

Denominación de origen

 

Típico de Junín de los Andes.

 

Granada y una bomba.

 

¿Qué habrá soñado para su vida?

 

Pobre señore kioskere.

 

Magia venemo

 

Villa El Chocón ,20.000 botones y la punta de ningún ovillo.

 

Seguiré sus pasos, caminito adiós 

 

En un bosque de la Villa.  Bastan un par de líneas sobre una placa clavada a un árbol perdido en el medio del bosque más frondoso de Villa Pehuenia, para volver a Adriana eterna.  

 

Hasta aquí, sólo una parte de los cientos de carteles que encantan a propios y ajenos. Carteles que crean universos y sus reglas; que rinden homenajes y escraches; que le crean principios al Fin del mundo;  y que nos recuerdan que aunque maltrechos y oxidados, en la Patagonia siempre estamos a un cartel de crear un mundo.

 

88%
Satisfacción
0%
Esperanza
11%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias