La Política en Neuquén

Villa La Angostura, la neuquinidad y la inoperancia “macrista”

Nevada histórica, municipio y provincia pusieron nuevamente a la Villa en pie en tiempo récord. Demoras operativas de Nación generan pérdidas millonarias.
domingo, 11 de agosto de 2019 · 12:08

Villa La Angostura, la neuquinidad y la inoperancia “macrista”

Nevada histórica, municipio y provincia pusieron nuevamente a la Villa en pie en tiempo record. Demoras operativas de Nación generan pérdidas millonarias.

 

 

Hay un empecinamiento en llevarnos a discutir cuestiones que ya hemos probado y que nos han hecho daño por igual. La dirigencia política ha probado con creces que no está a la altura de lo que el común de la gente, mayoritariamente, demanda.

El lunes, será uno de los tantos días que hemos transcurrido durante los últimos años. Retroceda usted el tiempo que quiera. Será lo mismo o casi.

En Villa La Angostura hace 21 días se desató una nevada cuyo precedente inmediato data del año 1995. En aquel momento la villa, en formación, aguantó estoicamente el embate del  fenómeno climático. Vecinos junto a autoridades municipales y provinciales se arremangaron y pusieron manos a la obra para despejar los caminos de tanta nieve acumulada. No hay registros de lo que hiciera el gobierno nacional, de aquella época, al respecto. Salvo las fuerzas de seguridad nacional, el resto brilló por su ausencia.

Este año la situación fue más o menos parecida, sólo que el azote que los angosturenses recibieron fue de consideraciones importantes.

 

Decidir y hacer

La nevada de grandes proporciones para un centro receptivo de turismo invernal, es una bendición, ahora cuando el evento genera un apagón general y jaquea la provisión de servicios básicos, pasa a ser un castigo.  Y si en medio de la emergencia climática el cordón rocoso que está a la vera del kilómetro 2094 de la Ruta Nacional 40 se desmorona y altera el tránsito, podemos hablar de un panorama que preocuparía al más manso.  

Superado el shock de las primeras 72 horas posteriores al 20 de Julio, las administraciones municipal y provincial pusieron manos a la obra. El esquema fue de similares características al adoptado durante la explosión del volcán Puyehue. En 10 días la Villa fue encontrando la normalidad. Con algunos contrastes y contratiempos pero normalidad al fin.

También, durante esos primeros diez días llegó a La Angostura el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo, Dietrich. Luego de estar, en el kilómetro 2094, junto a las autoridades de Vialidad Nacional se comprometieron a que en menos de una semana la roca que impide el transito sobre Ruta 40 sería retirada y que la comunicación con San Carlos de Bariloche y el resto de la Patagonia recuperaría la normalidad.

Pasaron ya más de 10 días y los vecinos angosturenses aún esperan que el anuncio se concrete.

El gobierno de la provincia junto a la municipalidad, en 10 días ordenó la comarca. Además en el marco de la declaración de emergencia climática están realizando trabajos de infraestructura que normalmente a un gobierno local llegar a concretarlos le llevaría como mínimo dos años o una gestión entera. Fueron 10 días los que demandaron levantar el cableado y postear los 18 kilómetros de la red de media tensión que volteó la nevada. Son 50 kilómetros de calles principales del casco urbano que se están recuperando, enripiando y consolidando. Son más de 10 kilómetros de pavimento los que están en etapa de proyecto y que seguramente serán motivo de licitación durante la próxima gestión comunal. Entre árboles y ramas caídas, la brigada de Manejo del Fuego provincial ya ha retirado 6 mil toneladas de madera.

 

Promesas

Los angosturenses, desde hace 10 días miran para el kilómetro 2094 y ven que todo está como el primer día. Los vecinos no entienden por qué al gobierno nacional le cuesta tanto llevar a los hechos lo que promete. Hombres y mujeres acostumbrados a lidiar con emergencias asisten incrédulos a la foto que aún permanece sobre el bloqueo de Ruta 40. Toneladas de roca esparcidas por el pavimento son la muestra de la inoperancia y falta de conocimiento territorial.

Villa La Angostura registra pérdidas millonarias por tener bloqueada la ruta 40. Las reservas hoteleras durante los 10 días posteriores a la nevada se cayeron en un 100%. Pintaba para ser la temporada más exitosa de los últimos años, como nunca antes los registros hablaban de que a la villa llegarían visitantes de otros países. Colombianos, paraguayos, peruanos, uruguayos y brasileros habían comprado sus paquetes y eran esperados en destino. El bloqueo que sufre la ruta 40 dio por tierra con las reservas y el buen augurio económico dio paso a la desazón. Los vecinos angosturenses no pueden creer lo que les sucede. En menos de 15 días, junto al gobierno provincial, fueron capaces de poner a la Villa de pié, pero hay una gran piedra que les impide terminar de retomar la actividad en plena temporada de esquí.

La comunidad aún espera que el gobierno de Mauricio Macri, limpie y libere el tramo de la ruta 40 que interrumpe el tránsito en el tramo que comunica Villa La Angostura con San Carlos de Bariloche. Dos semanas en temporada alta de esquí es mucho tiempo. Cuéntelo en fracciones de minutos o centavos de dólares para una comunidad que vive del turismo es importantísimo. Aunque para los funcionarios de la administración nacional pareciera ser un mal menor.

 

Campañas y algo más

Lunes 12 de agosto, comienzan formalmente las campañas políticas en la ciudad de Neuquén. En dos meses se estará eligiendo al nuevo intendente de la localidad más importante de la Patagonia. Será el administrador de la capital provincial pero también de la ciudad pensada como la que operará como base logística y de servicios de la gran metrópoli de Vaca Muerta.

Es muy pequeño pensar que estamos ante una simple elección municipal. También mezquino e irresponsable acotarlo a una disputa política entre los sectores en pugna.

Ingresamos a un tiempo bisagra para el desarrollo de la capital provincial y las ciudades aledañas que integran la gran metrópoli de Vaca Muerta.

No se hablará solo de las necesidades de los vecinos capitalinos, la agenda del momento también pondrá a prueba a los candidatos para que expliquen cómo llevarán a buen puerto a la capital neuquina en este proceso, irreversible, de crecimiento sostenido llamado Vaca Muerta.

Para ello habrá dos candidatos que están llamados a ser protagonistas. El crédito del MPN, Mariano Gaido y el de Neuquen La Ciudad, Marcelo Bermúdez. Un escalón más abajo pero con la impronta de saber lo que es gestionar, se ubica el exgobernador de la provincia y candidato a intendente por la Democracia Cristiana, Jorge Sobisch.

Gaido arranca la campaña con el equipo aceitado, sin fisuras, y con el hándicap de contar con una planificación territorial a futuro que contempla a Neuquén como nexo principalísimo de Vaca Muerta.  Además nunca lo dirá él ni el gobernador, Omar Gutiérrez,  las compañías y operadoras petroleras de fuste que operan en la provincia están demandando la necesidad de profundizar el perfil de la ciudad de Neuquén como capital de la gran región de la Confluencia.

Bermudez, llega a este tiempo acomodando la carga entre sus aliados y tratando de que los díscolos o “despreciados” le hagan el mal menor. Sin dudas lo del candidato del “macrismo” es una permanente procesión. Quizás en él radiquen los mayores interrogantes sobre cómo ensamblar a la ciudad en el proceso Vaca Muerta.

Encuestas encargadas por consultoras internacionales ubican a la provincia en un excelente contexto económico local, con un horizonte de desarrollo importante. Los trabajos  también hablan sobre la necesidad de puntualizar el mejoramiento en la calidad de los servicios que se deben brindar al “mundo Vaca Muerta”.  Cuestiones que van más allá de la política “chiquita y barata” que mantiene la atención del círculo rojo. Planificación, desarrollo, la urgencia  de insertar a Neuquén como vertebradora de políticas públicas que lleguen a ser parte de la ciudades de nuestra provincia y Río Negro que forman parte de lo que se dio en llamar la Gran Región Metropolitana de Vaca Muerta.

De lo que hablan, las encuestas encargadas por las operadoras extranjeras, con respecto al orden nacional lo analizaremos otro fin de semana. Por el momento, hoy, dejemos que todo fluya.

 

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias