EN RINCÓN DE LOS SAUCES

Reclama por sus hijos mientras se investiga si hubo abuso

Es la madre de una niña de 5 años que los médicos denunciaron que había sido abusada. Pero la causa no tuvo avances.
martes, 02 de abril de 2019 · 06:38

Al cierre de esta edición la mujer sigue encadenada en la sede del Juzgado de Rincón de los Sauces, esperando una respuesta por parte de la justicia.

La madre de una niña de 5 años, de la que el año pasado médicos de Cipolletti denunciaron haber sufrido un "brutal abuso" pero que la Justicia no logró comprobar, se encadenó esta mañana en la sede del Juzgado de Rincón de los Sauces, para protestar porque sus hijos -la pequeña y sus dos hermanos- permanecen en instituciones alternativas, separados, y con escasos o nulos contactos familiares. Reclama que la fiscalía que tomó el caso resuelva porque "ni siquiera le tomaron declaración a ella", dijo Anabella en diálogo con mejorinformado.com. La niña permanece alojada en un hogar de Menores de Neuquén y sus padres no son autorizados a visitarla.

Todo comenzó el 30 de agosto del año pasado cuando Anabella llevó a su hija con 38 grados de fiebre a la Clínica Maternidad Rincón de los Sauces a las cinco de la tarde. Un médico de guardia le diagnostica amigdalitis, le suministran Dipirona y unos antibióticos. Una hora y media después, en su casa, la pequeña volvió a levantar temperatura y sus padres la llevaron al hospital rinconense, pero como cuentan con la obra social de petroleros, la regresaron a la clínica. La atendió el mismo médico que la vez anterior, quien recomendó su internación.

El domingo 2 de septiembre, y en virtud que el cuadro médico no mejoraba, decidieron viajar a Neuquén. Consiguieron un turno para el día siguiente en la clínica San Lucas de calle Fotheringham. La médica les sugiere una intervención quirúrgica luego de finalizar con los antibióticos. Al día siguiente la familia regresó a Rincón de los Sauces.

Luego de tres días de ausencia del cuadro febril, al mediodía del sábado 8 de septiembre su madre decide nuevamente llevarla a la clínica de Rincón de los Sauces. Allí le dicen que la niña "no tiene amigdalitis", y le recetan otros medicamentos más Ibuprofeno.
La situación clínica comenzó a agravarse cuando a partir del lunes 10 la pequeña hizo referencia a una "picazón" en la cola. Nuevamente en la Clínica Maternidad, le sugieren realizar un examen parasitológico. Al día siguiente, la picazón se transformó en dolor y con impedimento de hacer deposiciones. Una ecografía pélvica -ante la posibilidad de que el dolor sea óseo-, detectó materia fecal en el intestino. Un médico advirtió de un "abseso anal", y fue derivada al Policlínico Modelo de Cipolletti. Allí llegaron en ambulancia el domingo 16 de setiembre, donde una médica diagnosticó una "sepsis general que le había comprometido los órganos y su vida corría peligro".

La misma médica que la atendió inicialmente le pidió autorización a la madre para tomarle una fotografía de la cola con su teléfono celular y, en una oficina a solas, le dijo que "la niña tenía signos de abuso y que era su deber radicar la denuncia". Anabella le respondió que "haga lo que considere correcto", y la derivaron nuevamente a la clínica San Lucas de Neuquén.
El martes 18 de setiembre, un fiscal se apersonó en la clínica y le transmitió a los padres del inicio de una investigación ante la presunción de que la pequeña haya sido víctima de un abuso sexual.

De inmediato el Juzgado de Familia de Rincón de los Sauces dispuso que los tres hijos -todos de corta edad- sean alojados en hogares de tránsito.

Desde entonces la causa no tuvo avances y la madre dijo que, llamativamente, "no se dispuso la declaración de la niña en Cámara Gesell", y que no le permiten tener más y mejor contacto con sus hijos.
La investigación está a cargo del fiscal de Rincón de los Sauces, Vicente Aiello, y de la fiscal jefe de Zapala, Sandra González Taboada.

25%
Satisfacción
0%
Esperanza
25%
Bronca
50%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias